13.- Naren y su mamá

Como recordarán, la mamá de Naren se llamaba Bhuvaneshwari Datta. Era muy cariñosa con sus hijos y les recomendaba que siempre dijeran la verdad. De chiquito, Naren se sentaba en su falda y allí disfrutaba de sus caricias y de sus dulces palabras. Abrazado a ella escuchaba las bellas historias que le contaba; historias tradicionales de su pueblo que hablaban de reyes, princesas, héroes y santos. Naren tenía tan buena memoria que era capaz de recordarlas palabra por palabra, y luego se las contaba a sus amigos sin olvidar ni una.


De grande, Naren contaba que su mamá le había enseñado las primeras palabras en inglés y también el alfabeto bengalí. El bengalí era su lengua natal. Pensaba que todos los éxitos de su vida se debieron a la buena educación que le dio su madre. Cuando regresaba de sus viajes corría a verla y abrazarla y le preguntaba qué necesitaba. Para alegrarla, la acompañaba a visitar los lugares sagrados que a ella tanto le gustaban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada